Arqueología hecha poesía

¿Qué es arqueología? dices mientras clavas el pico en otra UE.

¿Qué es arqueología? ¿Y tu me lo preguntas?

Arqueología eres tu.


No es verdad, Harris de mi corazón, que este apartado sondeo más estratos veo y se trabaja mejor?


Por un fósil director, un mundo,

por un entierro en posición primaria, un cielo,

por una estratigrafía clara…¡yo no sé que te diera por una estratigrafía clara!


Cómo en un libro abierto leo de tus perfiles en el yacimiento.

¿A qué fingir la cronología de la UE que se desmiente con carbono 14?


Si miras mis bolsillos, verás mucha tierra.

Si miras más adentro, descubrirás un yacimiento.


¿Qué es mi yacimiento? mi tesoro, ¿Qué es mi dios? E.C. Harris.

Mi ley la 16/1985, mi única excepción, el mar.


Me gustas cuando excavas porque estás cómo ausente, y me oyes desde el sondeo, y mi voz no te importa.

Parece que el polvo te ha tapado las orejas y de paso también la boca.


Si a veces silenciosa y pensativa a tu lado me ves, querida mía, es porque no hallo en esta matrix la armonía de esa UR tan antrópica y oscura.


¿En qué yacimiento, en qué siglo, bajo qué ardiente verano del astro, en qué cansado día de los procesos postdeposicionales no ha salvado, surgió la increíble y sungular idea de inventar la matrix harris?

 


Al pasar por una iglesia, una estratigrafía me encontré. Y en sus UEs decía, estúdiame!

 



Alba Vilardell Santiago.